Responsabilidad medioambiental

La Responsabilidad Medioambiental, fundamentada en la Ley 26/2007 es la responsabilidad ilimitada que obliga a prevenir con medidas urgentes los daños a los recursos naturales y, si se produce el daño, reparar los recursos naturales para devolverlos a su estado original.
 
El titular de cualquier actividad económica o profesional, sea la que sea, debe asumir la totalidad de los costes en los que incurra por estas acciones preventivas o reparadoras. Es una responsabilidad administrativa (la exige la Administración pública) y adicional a la responsabilidad civil.